Only you by - María Levenfeld - only YOU BY magazine
Para un look perfecto y un diseño de interior con estilo, el truco está en la combinación de colores.
María Levenfeld - Color
744
post-template-default,single,single-post,postid-744,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode_grid_1400,side_menu_slide_from_right,qode_popup_menu_push_text_top,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-17.0,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Only you by – María Levenfeld

Para un look perfecto y un diseño de interior con estilo, el truco está en la combinación de colores.
En la decoración el color arena y el gris, son elecciones muy acertadas, es una elección cálida y natural que aportan a tu casa elegancia y se vuelven acogedoras, y si lo acompañas de la madera se vuelve un espacio único.
En el mundo de la moda, podríamos decir que estos mismos colores junto con un vaquero y unos pantalones negros, también son elecciones acertadas.
Lo genial de estos colores de base es que otorga la neutralidad suficiente para combinarse con colores más llamativos, y que estos aporten luminosidad, tanto en el espacio a decorar, como en tu look.
Al final combinar los colores es muy sencillo, siempre y cuando tengas los trucos básicos para hacerlo.
Siempre se ha dicho que una mujer vestida de negro es una mujer elegante, no estoy de acuerdo. El color negro como color, al igual que el azul marino, son colores neutros y van con todo, es difícil equivocarte al añadir a estos colores otros más atrevidos. Pero una mujer elegante, no solo viste de negro, este tipo de mujeres, primero, saben muy bien que colores les sienta mejor y como combinarlos entre ellos sin parecer un arcoíris.
Mi consejo es que nunca mezcles más de tres colores.
Unos simples vaqueros con una camisa blanca, puede llegar a ser un look muy elegante, con los complementos correctos (cinturones, bolsos, zapatos o zapatillas)
Como primeros pasos vamos a decir que es fácil, o que por lo menos lo parece. Se busca un color de base y se le añade otros. Bien, como resumen no está mal, y si hablamos de colores cálidos, casi que se podría decir que es bastante acertado. Pero ¿qué pasa cuando nuestros sillones no son beige, grises o colores neutros? ¿cómo hacer para que una estancia con colores atrevidos se vuelva armoniosa? ¿qué pasa cuando tenemos unos pantalones chillones colgados en el armario porque salvo con el blanco, no sabemos con qué más combinarlo? ¿qué colores combinan con cuál?
Mi primer consejo es que los sofás siempre sean de un mismo color, sin estampados, y que sobre este tono añadas a las butacas, puf o cojines telas con dibujos geométricos o clásicos un poco más atrevidos. ¿Porque no meter unos sofás estampados? Puedes hacerlo, y quedan maravillosos, pero, al ser la pieza más grande del salón, te puede llegar a cansar. Es más sencillo y económico cambiar unas cortinas, y unos cojines si quieres un cambio, que re-tapizar un sofá.
La misma recomendación te hago con los vaqueros o jerséis…si arriba pones algo estampado los pantalones lisos, por favor, y viceversa.
Os he hecho unas cuantas composiciones de color, que las podrás utilizar tanto en decoración moda o diseño, unas más moderadas y otras más contrastadas, donde podéis ver como juegan los colores entre ellos, y que luego lo puedas utilizar para ti.
Empecemos por el círculo cromático:
Un sin fin de colores que a priorí lo único que nos dice es que, en algún momento de nuestra vida, lo hemos visto, o incluso estudiado… ¿Pero, para que sirve? Para saber cómo combinar los colores, dependiendo de lo que estés buscando. Una combinación contrastada, o más moderada.
Tienes colores cálidos que aportan un toque acogedor, y los fríos aportan frescura al ambiente. Combinar estos colores va a depender de lo atrevido que seas.
1. Combinaciones contrastadas: Elegiríamos el opuesto al color, que te aporta alegría, pero no le des la misma importancia al color, puede cansarte. Ideal para la habitación de los niños.
(Si no estás muy seguro de utilizarla bien, combina tu color con los que están a su lado).
2. Combinación moderada: En este caso en vez de coger el opuesto, escoge los dos que están situados a ambos lados del contrastado, saltándote uno si no quieres que sea demasiado acusado el contraste.
3. Combinación cuadrada: Trata de coger cuatro colores que estén  situados a la misma distancia, es uno del otro. Da un estilo y aire muy dinámico.
4. Combinación armoniosa: Es la más sencilla para crear ambientes acogedores. Simplemente escoges un color y los combinas con los de su misma línea.
Espero que os haya servido de alguna ayuda.
En mi próximo post, si os apetece leerlo, os hablaré de como sacar partido a tu figura, que, en algunas ocasiones, no nos gusta demasiado. A veces por estar demasiado delgadas, con tripa, cadera… la realidad es que al final todos nos ven estupendos, pero nosotros siempre nos sacamos un defecto, ¡vamos a enamorarnos de nuestro defecto! 😊