Only you by - Diana Torres - only YOU BY magazine
Creo que Preciados 9 es un buen ejemplo de renovación de la trama urbana del centro de Madrid: es ahora el buque insignia de Pull&Bear, una de las principales marcas del grupo Inditex, pero que, a pesar de esto, ha conseguido conservar su ADN.
Only you by - Bertrand Loyer
1562
post-template-default,single,single-post,postid-1562,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,paspartu_enabled,qode_grid_1400,side_menu_slide_from_right,qode_popup_menu_push_text_top,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-17.0,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Only you by – Diana Torres

Diana Torres es la propietaria de Guáimaro. Conocida entre sus clientes como “la tienda feliz”. Un lugar donde entras y, os aseguro, que cuesta salir del buen rollo y lo bonita que es: colores, olores, música….

Todo minuciosamente escogido y colocado. Su jardín, es maravilloso, en invierno y verano, día y noche, con sus fuentes, espejos, sofás, mesas y lámparas, entre hiedras, adelfas y una altísima palmera. Creo que, después de esto, no hace falta que mencione que es una de mis tiendas favoritas de decoración…

Y hoy, entre cajas, retocando acuarelas, tomándonos un ginger lemon, y a punto de salir corriendo rumbo a Paris para hacer sus compras, consigo que se siente, algo muy complicado en ella que no para, y me cuente cómo nace Guaimaro.

Cuando Diana terminó Derecho, tenía muy claro dos cosas: la primera, que no iba a ejercer su carrera y la segunda que quería salir de Barcelona, ciudad en la que nació.

OYBM: Diana, la primera tienda nace en Sevilla. ¿Cómo acabas o empiezas, mejor dicho, allí?

D.T: Me “tiraba” el sur y por circunstancias de la vida, terminé ahí. Al llegar a Sevilla, mi principal meta era encontrar un trabajo para mantenerme. Los primeros 2 años fui jefe de compras en Vips, llevaba las tiendas de Sevilla y Valencia y entré en contacto con el apasionante mundo del comercio, desde dentro.

A los 2 años cambié de trabajo y encontré uno muy divertido: consistía en buscar objetos de segunda mano y venderlos en depósito, en un local, medio almacén, medio trastienda, detrás de la Maestranza de Sevilla, se llamaba Merc&cia. Me pasaba el día dando “bandazos” con mi moto, a la búsqueda de la “pieza del siglo”, aunque la realidad era que lo que encontraba, y se vendía, a duras penas, daba para nada. Me convertí en una estudiosa/ investigadora de todo lo que tuviese que ver con antigüedades, maderas, épocas y fabricantes clásicos de vajillas, cristalerías y un largo etcétera. Le fui tomando el pulso y llegué a apasionarme con mi trabajo.

OYBM: Cuando te conocí, ya en Madrid, tenías maravillosos muebles antiguos ingleses. ¿Cuándo empiezas a viajar para comprarlos?

D.T: Enseguida nos dimos cuenta de que, con el depósito de artículos para vender, aunque tuvieran cierta gracia y utilidad, no hacíamos carrera, por lo que nos aventuramos a traer todo tipo de objetos curiosos y muebles antiguos de Inglaterra. Y fue una época maravillosa, cada 2 meses volaba allí y me pasaba días rebuscando, por distintos condados, piezas que me gustaran. Al poco tiempo ampliamos fronteras y empezamos a ir por el norte de Europa, una gran elección, pues esa mezcla de estilos convirtió nuestra tienda en un espacio con personalidad única.

OYBM: ¿Cuándo dirías que arranca el proyecto de verdad?

D.T: En menos de 3 años abrimos tienda en Madrid, Barcelona y el Ampurdán. Fueron tiempos muy divertidos en los que aprendí todo lo que se… Para hacer corta la historia, estuve al frente de Merc&cia, en Sevilla, más de ¡20 años! En los cuales me dio tiempo a licenciarme en Criminología, y trabajar, en paralelo, como decoradora de Barcos de Cruceros durante 8 maravillosos años.

Tuve la oportunidad de viajar por medio mundo y aprendí a decir Buenos días y Gracias en más de 10 idiomas. Volé a lugares en los que se tardaba 2 días enteros en llegar, para ver un Barco en una recóndita isla, fotografiarlo entero, y volver al día siguiente para hacer el proyecto.

Navegué durante 9 días, sin tocar tierra, de Singapur hasta el Pireo, en Atenas, con 300 operarios de 53 nacionalidades distintas, siendo solo 3 mujeres a bordo en la tripulación.

Atravesé el Canal de Suez con un Barco tan grande que desde la cubierta de arriba no se veía el mar a ambos lados, solo tierra… Pasé 3 increíbles días en Bali diseñando el mobiliario para las cubiertas exteriores y tuve la oportunidad de navegar de Puerto Rico a Santo Domingo en el “Princesa del Pacífico”, el entrañable barco de “Vacaciones en el Mar”. He trabajado en los astilleros de Malta, Génova, Marsella, Barcelona, Cádiz, Ferrol, Atenas, Singapur… Y conocido lugares a los que nunca soñé ir.

OYBM: Pero terminas en Madrid, y viviendo en Madrid.

D.T: Efectivamente, tras 22 años en Andalucía quería cambiar de aires y decidí venirme a Madrid, siempre me gustó la capital y me hacía ilusión empezar de cero mi propio negocio. Metí mis 3 bicicletas en un camión y con mi casa a cuestas, abrí Guáimaro hace seis años y medio.

En apenas 2 meses arreglamos el jardín, pintamos el local, y lo llenamos de vida.

OYBM: ¿Alguna fiesta de Inauguración?

D.T: Por supuesto, (risas) Inauguré como lo hacen las novias, con algo nuevo, algo viejo, algo prestado y… algo azul.

OYBM: ¿Como definirías Guaimaro?

D.T: Guáimaro… ¡soy yo! 😉

Muchísimas gracias Diana por tu tiempo, tu simpatía, y en muchas ocasiones, consejos de decoradora experta. Espero verte tras Maison & Objet para que me cuentes y enseñes todas las novedades.

 

Seguir a Guáimaro en instagram: https://www.instagram.com/guaimaromadrid/